Tengo la idea de que si un libro es bueno debe capturarte con cualquiera de sus hojas leiadas al azar. Una de esas hojas seria la 69.

Pondré lo escrito solo en la página 69 de cualquier libro, de diferentes tipos y veremos si a ti, te llama, aunque sea la curiosidad.
Posts tagged "lgbt"

Finalmente, Manor se puso de pie y le susurró:
—Tengo que volver.
Saltó por la ventana y se fue tal como había llegado.
—Era Manor—susurró Har.

Esa noche, un pescador recorría el estrecho de Stroemoe en su bote. El mar brillaba y los remos resplandecían de chispas diminutas. Luego, poco antes de la medianoche, el hombre oyó unos sonidos extraños… y observó que una figura atravesaba la brillante agua del mar, algo como un pez de gran tamaño. No logró distinguir qué era, pero, a pesar de la oscuridad, supo que no se trataba de un pez.

III


Manor regresó a la noche siguiente. Su cuerpo estaba tan helado como en su visita anterior, pero esta vez fue más exigente. Abrazó al niño, lo besó en las mejillas y la boca, y luego recostó la cabeza sobre su tierno pecho. Har temblaba de miedo. Mientras se abrazaban, su corazón latía en su pecho, frenético. Manor reposó su cabeza allí donde palpitaba el corazón de Har y sus fríos labios lo recorrieron, en busca  de sus latidos. Todo el pecho del niño se hinchaba al ritmo de su corazón. Entonces, sediento y anhelante, Manor comenzó a succionar su pezón, como un niño en el regazo de su madre. Pasado un largo rato, se detuvo, se levantó y se fue. Har se sintió como si un animal le hubiese chupado la sangre hasta dejarlo exangüe.

Esa noche el pescador también se hallaba en el estrecho. A la misma hora que la noche anterior, volvió a oír aquellos ruidos. Pero esta vez se oían mucho más cercanos. Bajo la pálida luz de la luna, descubrió que el nadador era un hombre. Nadaba como un marinero, pero llevaba la vestimenta de los muertos. El nadador había vuelto su rostro hacia el pescador y el hombre pudo ver que nadaba con los ojos cerrados… La escena lo asustó tanto que decidió sacar su red del agua y volver a la orilla.